• App móvil para calendario de ciclistas - PRONTO

  • Actualidad, Hot

    ¿Quieres trabajar en el negocio de bicicletas? Esto es lo que no debes hacer.

    En la industria del ciclismo, no todos los trabajos son tan soñados como aparentan ser. Todo ciclista en algún momento de su carrera ha considerado trabajar en el comercio de bicicletas y accesorios. Trabajar en su propia tienda, hablar a diario de bicicletas, teniendo al alcance de la mano lo más moderno en el ramo es como un sueño idílico.

    Pero ¿realmente es tan fácil como se piensa? Lamentablemente no funciona así, no es querer convertirse en portadores de malas noticias pero con el paso de los años las múltiples historias demuestran que no siempre se puede conseguir lo que se sueña en este mundo cuando de negocios se trata.




    Si realmente quieres trabajar en el negocio de las bicicletas, debes prepararte para este tipo de situaciones.

    Ser el chico que trabaja los fines de semana

     

    Si eres un adolescente y buscas tu primer empleo o quieres comenzar en el negocio de las bicicletas, puedes empezar por pasar un rato en el local. Esto puede ser un buen comienzo, son muchas las tiendas de bicicletas que consiguen su personal para fines de semana entre los mismos chicos que pasaban horas mirando los gabinetes de bicis y repuestos.

    Con el paso del tiempo, estos mismos trabajadores se convierten en personal de tiempo completo una vez que terminan sus estudios.

    Si este es tu caso, prepárate para soportar que algunos clientes duden de tu criterio, para escuchar sugerencias y hasta órdenes tanto de los jefes como de los compañeros con más antigüedad en la tienda. Serán muchas las ocasiones en las que le des información acertada a un cliente y aun así recurra a una tercera opinión de alguien mayor que trabaje contigo, aunque después termine confirmando que estabas en lo cierto.

    Convertirse en trabajador de la tienda a tiempo completo

    Ya llevas uno o dos años trabajando los fines de semana en la tienda de bicicletas pero te das cuenta que ha llegado la hora de percibir mejores ingresos, lo más lógico es que mantengas tu trabajo y comiences a trabajar más horas.

    Esto es una moneda de dos caras. Por el lado positivo puedes obtener descuentos considerables en las piezas y accesorios ya que tendrás oportunidad de conocer a los distribuidores, lo cual significa una mayor posibilidad de obtener rebajas. Pero como tu empleo solo te asegura un ingreso mensual de salario mínimo, deberás medir los gastos; porque si bien tienes buenos descuentos también seguramente tienes más necesidades que cubrir.

    No olvides que deberás tratar con el público en general. Estos se dividen en dos grupos: los novatos y los “sabelotodo”.

    Seguramente con los primeros tendrás facilidad para la atención, ellos solo van por una bicicleta y llegan a la tienda porque confían en ti y le dan mucho valor a tus conocimientos y experiencia.

    Ahora bien, con el segundo grupo debes armarte de paciencia, valor y tolerancia ya que algunos (por no decir todos) se creerán mejores que tú, que saben más de bicicletas por el simple hecho de leer revistas o páginas en internet. Se niegan rotundamente a creer lo que le dicen los trabajadores de la tienda de bicicletas, a pesar de que esto lo hacen por ganarse la vida y por ende su misión en la tienda es vender. Los “sabelotodo”  asegurarán que son mejores que tú en el área y seguramente se negarán a prestar atención a tus recomendaciones.




    De igual forma te conseguirás esos amigos o compañeros de ruta que pensarán que por el hecho de tenerte trabajando en una tienda de bicicletas conseguirán los mejores productos al precio de los más económicos (pero no tan buenos) del mercado.

    El mecánico de bicicletas

    Cambiarse para el taller de la tienda puede ser una movida muy inteligente para escapar de la monotonía del piso de ventas. En un tiempo muy lejano posiblemente esto era algo sencillo, si trabajabas en una tienda de bicicletas por mucho tiempo, podias aprender algunas cosas de mecánica de bicicletas a medida que pasaban los días.

    Sin embargo, esos conocimientos adquiridos en la tienda tal vez no sean tan útiles, sobre todo ahora que el mundo de las bicicletas ha avanzado tanto, los frenos hidráulicos, los engranajes electrónicos, los modernos sistemas de suspensión, requieren algo más que conocimientos básicos; para ello debes tener un  adiestramiento serio con el cual puedas conseguir un trabajo en un taller de bicicletas y preferiblemente buscar obtener una certificación Cytech con la cual puedas demostrar que estás capacitado para el trabajo.

    Si logras obtener la certificación podrás ganar dinero suficiente para vivir cómodamente, dedicándote únicamente a este tipo de trabajos, para dejar de vivir con tus padres y conseguir un sitio propio donde vivir.

    Pero en este caso debes saber que el “sabelotodo” también estará presente en este tipo de negocios así que es recomendable que trates de evitar los errores cuando le hagas un servicio porque en estos casos su actitud es mucho peor que en la tienda y seguramente no quieres estar escuchándole por varios días con el mismo tema de tu error.

    El Ciclista Corporativo

    Si no tienes aversión al entrenamiento entonces puedes animarte a unirte a una cadena de ventas de bicicletas.

    Los trabajos en grandes cadenas traen consigo una buena recompensa que no se cuantifica en dinero y es precisamente: la formación, ellos se preocupan porque sus trabajadores estén bien adiestrados y actualizados, desde técnicas de persuasión hasta estudios de postura corporal, todo para incrementar las ventas y esto es algo que te queda a futuro para otros empleos, como un regalo en tu desarrollo personal y profesional.

    Si crees que encontraste en el comercio el estilo de vida que sueñas, entonces aprovecha la oportunidad de formación que representa para ti trabajar en una gran cadena de tiendas de bicicleta, tendrás conocimientos y un salario decente.

    El dueño de la tienda de deportes

    Este puede ser un sueño recurrente de todo ciclista, abrir su propia tienda de bicicletas y accesorios.

    Seguramente siguiendo las nuevas tendencias te decantarás por una tienda online pensando que con esto te evitas el estar encerrado en un local todos los días.




    Comienzas tu emprendimiento, contactas a los productores, consigues buenos precios ¡Todo va como un sueño hecho realidad! Hasta que de la noche a la mañana, tu negocio crece y te ves envuelto en un montón de papeles y correos sin responder, en envíos por realizar y clientes  que atender mientras que lidias con tu trabajo regular donde debes cumplir un horario de oficina.

    Esta situación se puede salir de las manos, sin embargo, con un poco de organización te darás cuenta que las cosas si pueden salir bien, que puedes hacerte de un pequeño emporio y posicionar tu nombre como uno de los vendedores más importante en el mundo de las bicicletas online.

    El periodista en bicicleta

    Sueñas con un trabajo en el cual te paguen por hacer lo que te gusta… ser periodista en bicicleta puede ser tu sueño convertido en realidad, te pagan por montar bici y contar lo que vives en tus paseos.

    Para complementar tanta perfección, las empresas que venden accesorios y productos relacionados al ramo seguro querrán hacerte regalos especiales como bicicletas y kits que llegarán a tu casa incluso sin preguntarte.

    Pero no todo es color de rosa, puede que al principio las empresas que te contraten quieran pagarte poco por ello y cuando a cambio debes escribir sobre cosas tan inverosímiles como los calcetines de ciclismo, en ese momento te preguntas ¿qué puedo decir de los calcetines si ya todo está dicho? Trata por todos los medios de diversificar tus fuentes de ingreso, no sabes en qué momento dejarás de recibir todos los regalos y beneficios de las empresas del ramo una vez consigan “un nuevo gurú del periodismo ciclista”.

     

    Comenta con la comunidad si estas en planes o ya estas trabajando en la industria del ciclismo.




    comentarios

    Artículo anteriorARTÍCULO SIGUIENTE