• Aventuras

    7 técnicas para dominar la montaña desde la calle

    Para manejar en la montaña como experto no tienes que pedalear decenas de kilómetros, algunas habilidades clave las puedes aprender en la avenida o  parque de tu barrio.

    Estas técnicas te permiten reaccionar más rápido y ser más versátil cuando estas en la montaña. Mientras otros corredores se detienen  a pensar como pasar un obstáculo, para ti será natural y si realmente las dominas será una ventaja a tu favor y podrás ir más rápido.




    Caminos delgados

    Los caminos delgados en montaña son comunes y hay ocasiones en las que tenemos que mantener el equilibrio al cruzar un rio o pedalear sobre un tronco. No es fácil practicar estas habilidades en la naturaleza ya que el riesgo es alto y podríamos accidentarnos fácilmente. El cruzar a través de un camino delgado sobre un precipicio es algo que está reservado solo para los expertos y no deberías intentarlo si no te sientes cómodo de hacerlo.

     

    Sin embargo la habilidad básica de cruzar a través de un sendero delgado, ya sea trocha o roca siempre es útil y en la calle lo podemos practicar en los bordes de las veredas o barandas de los parques. Puedes ir incrementando la altura hasta que te sientas confiado de pedalear en un camino delgado, al practicar en la calle estarás más seguro y el riesgo será menor.

     

    Mantenerse estático (trackstand)

    Mantenerse estabilizado con la bicicleta detenida es una habilidad muy útil. En las bajadas técnicas nos ayuda a tener más posibilidades de decisión y escoger la ruta más adecuada. Especialmente en caminos pedregosos necesitas buen equilibrio ya que no puedes pedalear con mucha velocidad. Mantener el equilibrio con la bicicleta casi detenida te dará una ventaja sobre otros corredores.

     

    En la calle lo puedes practicar en una vía libre o parque. No es algo difícil pero toma tiempo perfeccionarlo para mantenerse por largo tiempo, mientras más tiempo puedas estabilizarte más control tendrás en la ruta. Las paradas en los semáforos son otro buen lugar donde puedas entrenar esta habilidad. Proponte el reto de no poner los pies en las paradas del semáforo y eso te forzara a incrementar tu tiempo de estabilidad.

    Manual

    Ver: Pedalea fuerte y recuperate rápido despues del salir a montar

    El manual es una de esas habilidades que funcionan como un as bajo la manga para evitar obstáculos en la ruta. En los caminos irregulares o rocosos donde sabes que al pasar con la rueda delantera  vas  a sentir demasiada vibración o pérdida de control, un manual corto puede ayudarte a pasar el obstáculo de manera limpia y sin perder el ritmo.




    No necesitas aprender a hacer un manual de varias cuadras, solo necesitas un par de metros en los cuales te sientas cómodo manteniendo el equilibrio sobre la rueda trasera y sin pedalear. Lo más adecuado es que busques una pista plana o ligeramente en bajada que te permita practicar fácilmente. Mantén tu peso sobre la rueda trasera y al cambiar el centro de gravedad deja que el impulso te mantenga en equilibrio.

    Bunny hop

    El bunny hop o salto de conejo es el arma que todo buen ciclista de montaña debería incluir dentro de su artillería. Es extremadamente útil para pasar obstáculos altos,  objetos que parecen impasables pueden ser fácilmente superados. Debes buscar una pista plana o una cancha de parque con suficiente espacio y desniveles.

    Lo primero es que te sientas cómodo haciendo manual cortos, una vez que sientas control sobre el manual le debes agregar un salto al final. La manera de lograrlo es mover el centro de gravedad de la parte posterior hacia la parte delantera. No necesitas  apoyarte sobre el objeto a saltar, pero para aprender, la manera más fácil es que mientras estás haciendo el manual y veas que la rueda delantera ya alcanzo la altura del objeto, inclines todo tu peso hacia la parte delantera y apoyes la rueda delantera sobre el objeto para que te dé más impulso. Empieza con alturas pequeñas y veras que poco a poco estarás saltando obstáculos de altura bastante considerable.

     

    Caminar sobre la pared

    Esta es una técnica más complicada y necesitas cierto nivel para realizarla. Busca un lugar donde puedas acelerar y tengas salida hacia una pared para poder rodar por algunos segundos. Con la ubicación adecuada no te será muy complicado, sin embargo, puede tomar tiempo ya que no es muy fácil encontrar este tipo de elementos en las calles.

    Si realmente lo deseas practicar puedes construirte una rampa y colocarla al inicio de una pared luego de una distancia en la que hayas podido ganar velocidad.

    Escaleras.

    Las escaleras no están reservadas solo para las ciudades, las podemos encontrar muchas veces de manera natural en forma de rocas cuando salimos de ruta. Este obstáculo es el más fácil de encontrar en la ciudad con diferentes alturas y distancias.

    Relacionado: 7 pecados que cometen los ciclistas de montaña

    Subir gradas no es difícil y hay muchas maneras de hacerlo. Puedes subirlas directamente cuando la separación de peldaños no es tan grande. En caso la distancia es mayor puedes subirlas de frente o de lado manteniendo las ruedas frenadas y usando la fuerza del rebote en cada escalón.

    Curvas anguladas

    Necesitas buena velocidad para mantenerte sobre la bicicleta y evitar derrapar. Las curvas en ángulo de la ruta  pueden ser intimidantes si nunca las has realizado pero te dan la posibilidad de ir mucho más rápido que otros competidores.

     




    En la ciudad lo puedes practicar en un skatepark o una estructura con inclinación  que te permita  pedalear o rodar durante algunos segundos. Una vez en la curva, lo principal es que tengas la suficiente velocidad para que la bicicleta se mantenga adherida al suelo mientras tu cuerpo se acerca a la superficie.

     

    Comenta si sabes alguna de estas técnicas y tienes consejos para otros ciclistas.

    comentarios

    Artículo anteriorARTÍCULO SIGUIENTE