• App móvil para calendario de ciclistas - PRONTO

  • Gadgets, Hot

    Los 10 desviadores mas raros y sorprendentes

    La rápida evolución de las bicicletas ha llevado a los diseñadores a adaptarse a las grandes necesidades de la época, tal es el caso de los desviadores.



    Estas maravillas mecánicas son las que mueven la cadena cuando se mueve hacia arriba o hacia abajo una marcha. Los innumerables diseños revelan mucho sobre la historia del ciclismo durante casi 40 años y los 1.400 modelos de desviadores que se han registrado.

    Quédate con nosotros y toma nota de los 10 desviadores más raros y maravillosos, y de cómo cambiaron la historia del ciclismo.

    Le Chemineau, Francia, 1912

    Solo hay un candidato para el puesto de “padrino del desviador”, estamos hablando de Paul de Vivie, conocido por su seudónimo de Vélocio. Vélocio publicó una influyente revista llamada Le Cycliste, fue miembro fundador del Touring Club de France y un entusiasta no fumador, vegetariano, en una época donde esto era prácticamente impensable.

    Pero la verdadera importancia de Vélocio fue ser uno de los primeros franceses en comprender que existía el ciclismo de carreras, que si bien había una bicicleta de uso común para el transporte, también podía haber una bicicleta para experimentar la libertad pura, lejos del estrés de la ciudad. La vista desde la cima de la escalada fue el único premio que necesitó. Vélocio llamó a este tipo de ciclismo “cicloturismo”.

    El amor de Vélocio por el “cicloturismo” lo llevó a investigar sobre los engranajes del cubo y su relación con los engranajes fijos, lo cual lo llevó, paso a paso, al desviador.



    Vélocio era un inventor empedernido, y había hecho a mano cualquier cantidad de cambios diferentes. Finalmente, uno de sus amigos, Joanny Panel, tomó uno de los diseños de Vélocio y lo desarrolló en un producto comercialmente exitoso: el desviador Le Chemineau de 1912. Reunió a muchos de los elementos de los desviadores modernos: dos poleas montadas en un brazo con resorte que movían la cadena a través de una rueda libre múltiple, controlada por un cable y una palanca montada en el manillar.

    Vélocio fue atropellado por un tranvía en St Étienne en 1930 y es conmemorado por un monumento en la cima del Col du Grand Bois, una colina local que le gustaba montar en bicicleta para probar sus diseños de desviador.

    Vittoria Giuseppina, Italia, 1948

    Vittoria fue una marca de cambios en Turín a fines de la década de 1920. En ese momento, Benito Mussolini estaba renombrando enérgicamente a Italia como una superpotencia militar.

    En apoyo de este objetivo, un Giovanni Agnelli, un notable fascista y fundador de la compañía de automóviles Fiat, decidió construir una enorme estatua de la diosa alada de la Victoria en la cima de la colina más alta de Turín. Inspirados por esto, los hermanos Nieddu eligieron a Vittoria como la marca de su nueva, moderna y exitosa compañía de cambios y adoptaron a la diosa alada como su logotipo.

    Jarkov, Ucrania, 1968

    Kharkov (2nd style)

    Este desviador es una copia del clásico Campagnolo Gran Sport de 1953, ensamblado por la fábrica de bicicletas de en Ucrania. La fábrica de Jarkov produjo muchas de las mejores bicicletas del imperio soviético y muchos de los componentes que usaron.

    Pero ese no era todo el alcance de sus talentos; también fabricó las ruedas de los asombrosos vehículos robot Lunokhod que rodaban alrededor de la superficie de la luna a principios de los años setenta.

    Huret Jubilee, Francia, 1974

    Para celebrar el 50 aniversario de su fundación en 1920, la compañía francesa Huret decidió crear el desviador definitivo, y en 1970, eso significaba peso ligero. El resultado fue el Jubileo, una obra maestra de minimalismo sin igual en la actualidad. Este modelo presentaba ranuras en los pequeños tornillos de ajuste, las ruedas de polea con carreras de cojinetes de bolas ajustables y el perno de suspensión Allen de acero más ligero del mundo.



    Todo este esfuerzo de diseño termino en una versión muy utilizada en 1974, con un peso de 145 gramos, sin un solo vestigio de titanio o carbono. Vale la pena resaltar que un Shimano XTR M9000 GS moderno pesa alrededor de 220 gramos.

    Campagnolo Nuovo Valentino Extra, Italia, 1976

    El modesto Nuovo Valentino Extra de 1976, se presenta como un desviador de acero básico, diseñado para que los fabricantes italianos de bicicletas pudieran ajustar sus modelos a este tipo de desviador. Lamentablemente Campagnolo no es muy reconocido por hacer desviadores de producción masiva, ya que sus ideas para la época eran muy innovadoras.

    Lo más sorprendente es que Tullio Campagnolo nombrara uno de sus productos como su hijo hijo Valentino. Esto tal vez siguiendo la línea de Enzo Ferrari cuando nombró a uno de los mejores autos deportivos de todos los tiempos con su nombre.

    Ofmega Mistral, Italia, 1982

    La década de 1980 fue una época extraña, especialmente para los fabricantes europeos de componentes de bicicletas. Habían gobernado el mundo, sin oposición, durante décadas, y de repente la demanda, el prestigio y el respeto que esperaban se evaporaron. Los japoneses estaba invadiendo el mercado. Los tiempos desesperados requieren medidas desesperadas, y Ofmega de Italia estaba más que dispuesta a responder esa llamada con el Ofremota Mistral de 1982.

    Este desviador parece un juguete sexual pero, es un desviador italiano de calidad profesional. El color rosa celebra la maglia rosa tradicionalmente usada por el líder del Giro d’Italia. A pesar de ser rosado, plástico y vagamente sugerente, en realidad su desempeño fue bastante aceptable.

    Paul Powerglide, EE. UU., 1995

    En la década de 1990, las bicicletas de montaña habían establecido un dominio total en el mundo del ciclismo. Una vez, las tiendas de bicicletas vendieron 20 bicicletas de montaña por cada bicicleta de carretera que salió por la puerta.

    Y este dominio puso al descubierto un problema existencial: el ciclismo de montaña era ferozmente californiano, forjado en el horno de la individualidad y la excepcionalidad que caracteriza a ese estado, pero las bicicletas rígidas de la época eran asombrosamente similares entre sí. Y sin excepción, contaban con una gama casi igual de componentes Shimano, Rockshox, Shimano Deore XT y un marco de aluminio de la serie 7000.

    Es entonces cuando se presenta el modelo Paul Powerglide, convirtiéndose en el desviador de bicicletas profesional hecho en Estados Unidos a mediados de la década de 1990. Esto Parecía increíble: los colores, las formas geométricas, los detalles alrededor del tope externo del cable ajustable y los tornillos de ajuste, todo esto eran conceptos totalmente nuevos para los entusiastas de la bicicleta de montaña.

    SRAM ESP 9.0, EE. UU., 1996?

    SRAM Corporation fue fundada en 1987 en Chicago, Illinois. Su primer producto fue un control de engranaje plástico de agarre giratorio que rápidamente se hizo muy popular, particularmente en las bicicletas de montaña de gama baja.



    Pero luego tuvo un ataque de sangre en la cabeza, y decidió aliarse con el poder de Shimano y desarrollar una línea completa de componentes de bicicleta.

    EGS Up Cage, Francia, 1998

    El EGS Up Cage fue una obra maestra de tecnología europea increíble, pero condenada al fracaso. The Up Cage fue un diseño fascinante.

    La parte inferior de la cadena estaba cerca de la parte inferior de la vaina y corría por la parte superior de la polea de tensión superior, a través de la caja de la polea y debajo de la polea de tensión inferior. No solo el diseño era elegante sino que la calidad de la construcción era una maravilla en sí misma.

    Shimano Dura-Ace (7700 GS), Japón, 2001

    La serie 7700 no fue una generación innovadora. Inusualmente, Shimano reconoció esto al darle un acabado pulido deliberadamente retro. Lo nuevo era la inclusión de un desviador de jaula larga “GS”.

    Con la introducción de este modelo, Shimano finalmente se rindió a tener que vender su grupo de alta gama a hombres gordos de mediana edad que quieren bajos engranajes. Su apariencia indicaba que solo llegaban a un mercado de hombres con dinero, dejando a un lado la seductora imagen de velocidad, juventud y estado físico que Shimano había cultivado cuidadosamente durante más de dos décadas y media



    comentarios

    Artículo anteriorARTÍCULO SIGUIENTE