• App móvil para calendario de ciclistas - PRONTO

Gadgets, Hot

7 maneras de mantener tu casco en optimas condiciones

Tu casco es importante y mantenerlo protegido puede marcar la diferencia

En el mundo del ciclismo ningún otro artículo es más importante que tu casco. Debemos recordar que el objetivo principal del casco es protegerte de lesiones en la cabeza, las cuales pueden ser fatales. Lamentablemente algunos ciclistas no prestan el debido cuidado a sus cascos lo que lo mantendrá vulnerable ante cualquier accidente.

En el siguiente artículo te dejaremos 7 reglas para que mantengas tu casco en óptimas condiciones:

Protege tu casco de impactos innecesarios

Los cascos están diseñados para protegerte contra los impactos, pero la exposición a impactos innecesarios puede debilitarlos fatalmente con el tiempo. Uno de los errores más cometido por los corredores es meter el casco en su mochila, luego tirarlo al suelo o tirarlo en un algún compartimento para equipajes, donde puede ser golpeado por el equipaje de otros corredores. “Aunque los impactos no son los mismos que los de un choque, pueden sumarse y dañar fácilmente la capa externa de policarbonato”, dice Scott Junker, gerente de productos de la prestigiosa marca Giro.

Invertir en una protección adicional para tu casco minimizará cualquier daño que se le esté causando. “Hay muchos casos de cascos geniales”, dice Oscar Huss, jefe de desarrollo de los productos POC. “Asegúrate de por lo menos envolverlo en una camisa antes de meterlo en tu bolsa de viaje”.

Lava el casco con cuidado

Cuando laves tu casco, debes usar solo agua y jabón suave, jamás amoniaco o lejía. Asegúrate de enjuagarlo bien y dejar que se seque al aire libre. Es importante que tengas en cuenta que no debes sumergir tu casco en agua durante largos periodos de tiempo, aunque la mayoría de los cascos deban pasar por una prueba de inmersión para recibir la certificación de seguridad.

Los largos periodos dentro del agua pueden hacer que los materiales de su casco absorban líquido, afectando al adhesivo y endureciendo la espuma.

Protege tu casco del calor extremo

“No expongas tu casco a altas temperaturas”, aconseja Huss. “Los cascos de ciclismo a menudo se mantienen unidos con pegamento, que puede derretirse a temperaturas extremas”. Esto significa que no debes dejarlo ni el tablero ni en el asiento delantero de tu automóvil durante los días de verano que son los más calurosos y los más soleados. Cuando lo guardes, mantenlo en un lugar fresco y seco.

Mantén tu casco alejado de pinturas y solventes en aerosol

De la misma forma que el calor extremo, las pinturas y solventes debilitan el pegamento que mantiene unido tu casco. Junker asegura: “Nunca uses pintura en aerosol en tu casco de ciclismo. La pintura y sus productos químicos pueden interactuar con la carcasa de policarbonato y la espuma EPS y degradar la integridad del casco. Si por alguna razón cambias de equipo, usa pegatinas en lugar de pintura”.

No intentes reparar tu casco después de un accidente

La mayoría de los cascos están diseñados para resistir solo un impacto a gran escala. Una vez que se produce ese impacto, no intentes reparar el casco. En estos casos lo mejor es comprar uno nuevo. Algunos daños pueden ser difíciles de detectar, por lo que es mejor desechar el casco impactado.

Por último, revisa tu casco de vez en cuando en busca de grietas, decoloración y daños en la correa. Cualquiera de estos daños puede indicar que es hora de un reemplazo. De lo contrario, debes reemplazar tu casco antes de que tenga tres años.

No adhieras ni pegues objetos extraños a tu casco

“Si bien puede parecer gracioso pegarle un GI Joe o My Little Pony, no lo hagas”, dice Junker. “El pegamento y el adhesivo pueden reaccionar negativamente con la carcasa del casco o con el forro de espuma, por otro lado ​​tener algo adherido a tu casco puede producir un punto de estrés en un impacto o quedar atrapado entre el suelo y tu cabeza en un choque deslizante, generando heridas peligrosas”. Ten extremo cuidado al colocar también cámaras POV en tu casco.

En caso de piojos, no use aerosoles

Los piojos suelen ser un problema en los cascos de los niños, especialmente si estos cascos se comparten en una clase o con un grupo de campamento de verano. Según las instrucciones descritas en el manual de cuidado del casco de la marca Giro si te preocupa una infestación de insectos, no uses aerosol de ningún tipo. En su lugar, coloca el casco en una bolsa de plástico hermética y déjelo allí durante 48 horas. Luego, retira las almohadillas y usa un paño suave o una esponja con agua tibia y jabón suave para limpiar la superficie del casco. Finalmente, desecha las almohadillas usadas y la bolsa de plástico, y solicita un juego de almohadillas de repuesto al fabricante del casco.

comentarios

Artículo anteriorARTÍCULO SIGUIENTE