• Hot, Mecánica

    5 consejos para pedalear con mayor eficiencia y comodidad

    Ajustar tu bicicleta para obtener máxima comodidad en tus recorridos es una actividad que está entre la ciencia y el arte. En este artículo dejaremos 5 tips que te ayudaran con las principales áreas que influyen en la comodidad sobre tu bici.



    Hoy en día un ajuste apropiado sigue siendo lo ideal para garantizar rendimiento y comodidad, pero para maximizar esa comodidad necesitas, además tener conciencia plena de la postura de tu cuerpo.

    Si al usar tu bicicleta estas teniendo más dolor que rendimiento quiere decir que algo en la postura de tu cuerpo está mal. Es por eso que estos 5 tips te ayudaran no solo a mejorar tu postura sino a maximizar tu comodidad e incrementar tu rendimiento.

    1. Mantener la mirada

    Esta es una de las cosas más fáciles de corregir en caso de que este mal. Al montar tu bici lo que se recomienda es mantener la mirada al frente a dos metros de la rueda delantera. Al mantener la vista al frente con esta distancia, podrás advertir cualquier obstáculo en el camino y mantendrás tu cuello en una posición adecuada generando mayor comodidad y evitando lesiones.

    2. La correcta posición de tu columna vertebral

    Al usar tu bicicleta debes procurar que tu columna vertebral se mantenga en la posición correcta. Esto quiere decir que tu cuerpo debe mantener la postura natural de S. es por esta razón que debes evitar montar tu bici con la espalda arqueada o redondeada por períodos muy largos de tiempo. Hacer estiramientos rápidos durante recorridos largos te harán sentir más cómodo.

    3. Chequea el ángulo de tu cadera

    El ángulo ideal de tu cadera mientras montas es cuando el cuerpo trabaja libremente en su rango de movimiento manteniéndose más cómodo y permitiendo que los músculos generen fuerza. Este ángulo evitará que haya lesiones.



    Montar tu bici en una posición demasiado vertical, es decir, cuando el ángulo formado por las caderas es superior a 110, puede causar problemas en la zona lumbar, dolor en los tejidos blandos y presión en las manos. Hacer recorridos largos con una posición poco aerodinámica puede causar dolor en los hombros, el cuello, las manos, la columna vertebral, las rodillas y pelvis.

    4. Mantén un ligero contacto con tu volante

    Al montar tu bici debes asegurarte de tener un ligero contacto con tu volante. Los nudillos blancos crean mucha más tensión en los músculos, fatigándolos más rápido. La tensión muscular creada puede trasladarse al resto del cuerpo creando fatiga y dañando significativamente tu rendimiento.

    5. Revisa la altura del asiento

    Si tu silla está demasiado alta, tendrás que esforzarte por alcanzar los pedales y tus caderas trabajaran más lo que puede generar dolor intenso en tu columna, dolor de rodilla y pie. Si observas a uno de tus compañeros por la parte de atrás notaras que el movimiento de la cadera es minino, lo cual indica que la altura de su asiento es la correcta.



    comentarios

    Artículo anteriorARTÍCULO SIGUIENTE