• App móvil para calendario de ciclistas - PRONTO

  • Hot, Mecánica

    5 razones para reemplazar la cadena de tu bicicleta

    Cuando se trata de la cadena de tu bicicleta tienes dos opciones: pagar un poco ahora por una nueva o pagar más adelante por reparaciones mayores y más costosas.



    El verdadero héroe de tu bicicleta es la cadena y muchas veces no lleva la atención que merece en comparación con el marco o las ruedas. Aquí encontrarás todo lo necesario para mantenerla funcionando sin inconvenientes y además, cinco razones por las cuales debes hacerlo.

    Es fácil

     

    Cada mecánico y corredor tiene su manera particular de limpiar la cadena. Algunos compran piezas especiales para este trabajo, sin embargo para quienes no quieren o no pueden comprarse estos accesorios pueden hacer uso de un pincel de cerdas gruesas para cubrir la cadena y los dientes con desengrasante.

    Algunas personas suelen sumergir la cadena en lubricante auto limpiante. En todo caso sin importar cuál es tu técnica, recuerda que debes quitar el exceso de lubricante con un paño de tela al finalizar ya que mucho lubricante puede ser el atractivo perfecto para el sucio del camino.

    Ahorrarás Dinero

    No solo ahorrarás energías, sino que ahorrarás el dinero que desperdicias al tener que cambiar algún componente dañado en la bicicleta por el mal estado de la cadena. El sucio puede desgastar los dientes y los platos, afectando así la transmisión y tu bolsillo.

    ¿Prefieres pagar 30 $ por una cadena nueva o esperar y tener que pagar 400$ por una transmisión más tarde? No hay mucho que pensar en este caso, los números hablan por sí solos.

    Puedes ser creativo con el lubricante

    Aunque no lo creas, los profesionales recomiendan lubricantes más eficaces como la vieja cera parafinada para alimentos, esta es una manera genial de mantener rodando tu bicicleta de forma rápida, pero requiere sumergir la cadena completamente en cera derretida. Es un efecto duradero pero no todos quieren tener que lidiar con este proceso.

    Otros especialistas recomiendan el aceite de oliva, que si bien dura solo unas 70 kilómetros  es algo muy efectivo. Solo asegúrate de no gastarlo todo y dejar un poco para el aderezo de tus ensaladas.



    Para ciclismo de carretera se recomienda lubricante líquido mientras que para ciclismo de montaña bajo condiciones más húmedas se recomienda lubricante más grueso.

    Es recomendable que tengas de tres a cuatro tipos de lubricantes en tu kit de herramientas para que estés preparado para cualquier condición climática que se pueda presentar.

    Podrás ir más rápido

    Si consigues llegar de último en cada carrera o en cada viaje no puedes alcanzar la velocidad deseada, puedes mejorar sin tener que recurrir a ningún truco cuestionable.

    Mantén limpia tu cadena, lubrícala correctamente y podrás tener un mejor rendimiento. Un corredor promedio pierde un 4% de potencia cuando corre con una cadena sucia. Si lubricas tu cadena y le haces un mantenimiento adecuado lograrás terminar tus paseos más fresco y con menos esfuerzo.

    No tienes que cambiar la cadena tan a menudo

    Los expertos coinciden que la cadena debe cambiarse pasados los 2000 o 3000 metros de carrera. Hay formas fáciles de medir con comprobadores de cadena como el de Park Tool.

    También puedes hacerlo de forma manual con una cinta métrica, es tan fácil como medir y ver si la cadena tiene una medida exacta de 12 pulgadas entre dos pines. Si la distancia es inferior debes reemplazarla de inmediato.



    comentarios

    Artículo anteriorARTÍCULO SIGUIENTE