• App móvil para calendario de ciclistas - PRONTO

  • Hot, Mecánica

    6 mitos sobre hacer reparaciones a tu bicicleta

    Qué debes escuchar y qué debes ignorar. Hacer tu mismo las reparaciones de tu bici forma parte de lo que es ser un buen ciclista. Sin embargo no toda la información que nos dicen o escuchamos de otros ciclistas es la correcta.



    En este artículo conocerás los 6 mitos sobe hacer reparaciones a tus bicicletas según la opinión de algunos mecánicos especializados.
    Aquí te encontraras con aquellas cosas que siempre has escuchado que son buenas y realmente no lo son:

    Mito 1: Usa siempre una llave dinamométrica para ajustar tu bici

    Si bien es totalmente cierto que los mecánicos recomiendan usar este tipo de llaves para ajustar tu bici, se refieren específicamente a los componentes de fibra y carbono de tu bici.
    Imagínate que estas en lo mejor de tu recorrido y necesitas de improvisto apretar un poste deslizado, ¿Qué harías? Por supuesto que usar tus llaves múltiples como se ha hecho desde siempre. Simplemente usa el sentido común y no aprietes demasiado. Si está dentro de tu presupuesto obtener una llave dinamométrica confiable, úsela, pero no olvides las llaves hexagonales cuando vayas a hacer un recorrido

    Mito 2: Al comprar una bicicleta por internet esta viene armada y lista para la acción.

    Si bien es cierto que cuando compras una bici por internet esta viene en su mayoría ensamblada, también es cierto que debes hacer algún ajuste o trabajo para dejarla armada y lista para la acción. Dentro de los ajustes o trabajos podemos encontrar:
    Que las ruedas necesitan uniones
    El manillar debe enderezarse
    Ajuste de los frenos

    Te en cuenta que estos son solo los problemas visibles, hay otros problemas que pueden venir de fábrica o haberse creado durante el montaje. Es por esta razón que se recomienda que al comprar una bici por internet la revise tu mecánico de confianza antes de sacarla a la acción.

    Mito 3: No dejes de lavar tu bicicleta después de cualquier recorrido

    En realidad esto no es del todo malo, pero no es tan práctico como parece. Lo ideal es mantener tu bici siempre limpia de suciedad y mugre especialmente las partes móviles, pero eso no significa sacar la manguera para lavarla después de cada viaje. Si el recorrido fue por pavimento, solo necesitas una limpieza rápida para evitar que se acumule polvo.



    Por otro lado, cuando el recorrido es por senderos de barro significa más trabajo, en estos casos donde hay en exceso barro y suciedad si debes limpiar a fondo y lubricar la cadena. Los especialistas recomiendan que la limpieza de una bicicleta debe hacerse mensualmente o cada 20 o 25 viajes.

    Mito 4: No uses un hidrojet para lavar tu bicicleta

    Usar un hidrojet para lavar tu bici es sin duda una forma más rápida de eliminar la suciedad, sobre todo después de un recorrido lleno de barro. Sin embargo, los especialistas aseguran que la presión del hidrojet puede hacer más daño que bien ya que puede expulsar el lubricante de los sellos y rodamientos, lo que hará que se sequen y crujan con el tiempo.

    Aun así, estas no son razones para no usar un hidrojet para lavar tu bici. Solo debes asegurarte de rociar desde arriba o desde abajo de la bicicleta, en lugar de hacerlo directamente desde el costado. De esta forma minimizarás las posibilidades de que el agua se meta en el soporte inferior o en los cubos de las ruedas.

    Mito 5: Debes usar solo desengrasantes específicos para ciclismo

    En el mercado actual hay miles de marcas de desengrasantes específicos para ciclismo, todos de altísima calidad y ecológicos, pero estos no son la única opción que tienes. El jabón Dawn para lavar platos con agua tibia es tan bueno como cualquier otro desengrasante específico para ciclismo. Solo debes asegurarte de no usar desengrasantes automotrices, ya que pueden dañar las juntas de goma y la pintura de tu bicicleta.

    Mito 6: “Si no está roto, no lo arregles”

    Este viejo dicho no se aplica al ciclismo. Un ciclista precavido no espera a que algo se dañe por completo. La limpieza y el mantenimiento de rutina te ayudarán a identificar cualquier problema antes de que se vuelva catastrófico. También te ayudarán a prolongar la vida útil de muchos de los componentes de tu bici, lo que te ahorrará tiempo y dinero.



    comentarios

    Artículo anteriorARTÍCULO SIGUIENTE