• App móvil para calendario de ciclistas - PRONTO

  • Hot, Salud

    4 maneras rápidas de reparar musculos tensos

    Es muy probable, que después de algún recorrido o algún entrenamiento en el gym hayas sentido que tus músculos quedan tensos y anudados.



    Ante esta molestia muscular lo primero que tiendes a hacer es un estiramiento, pero lamentablemente estos estiramientos no son de mucha ayuda incluso dejándote un molestia mayor que la tenías antes del estiramiento. Esto se debe a que la solución a un musculo tenso no siempre es un prolongado estiramiento.

    Los músculos tensos también son conocidos con el nombre de músculos anudados o con adherencias. Para tener una mayor compresión de este malestar muscular debes imaginar tu músculo como una cuerda a la que se le hace un nudo, el músculo trabajara, pero lo sentirás tenso porque los extremos están fijos. Al hacer un estiramiento muscular solo puedes empeorar la sensación de tensión.

    A continuación te presentamos 4 consejos prácticos para reparar los músculos tensos o anudados para repararlos efectivamente:

    Consejo número 1: Disfruta de un masaje con el rodamiento de espuma

    Este tipo de masajes es ideal para esos días donde el entrenamiento sobre tu bici o en el gym ha sido duro. Al recibir masajes con el rodamiento de espuma estarás rompiendo con la restricción muscular ayudando al musculo a que retome su posición de reposo normal, eliminando así la sensación de tirantez.

    Vale la pena aclarar que si el musculo se encuentra muy anudado o tenso no lograras repararlo en una sola sesión de masaje. Recuerda que a nivel muscular mientras más duele, más necesitas un buen masaje con el rodamiento de espuma. Es importante recalcar que en estos casos, vale más la frecuencia con la que haces el masaje, no la intensidad.

    Entrenadores y especialistas aseguran que lo ideal es usar el rodamiento de espuma una vez al día durante 10 días, o hasta que sientas alivio. Pero si tu entrenamiento es muy fuerte hacerlo dos o tres veces al día es aún mejor. Recuerda que estas sesiones de masajes deben hacerse por un tiempo no mayor a tres minutos.



    Consejo número 2: Incluye en tu rutina de gym ejercicios que fortalezcan tus músculos

    Aunque no lo creas, tus músculos tienen memoria, así que si los acostumbras a una sola posición o a un determinado ejercicio se quedarán atrapados en esa posición. Es por esta razón que es muy importante implementar entrenamientos que permitan un trabajo muscular integral, y no hay ejercicios más propicios para esto que las sentadillas y estocadas. Estudios en el campo de la respuesta muscular aseguran que los deportistas que tuvieron un entrenamiento de resistencia por un lapso de cinco semanas, incrementaron la flexibilidad de sus músculos isquiotibiales y de cadera.

    Consejo número 3: Procura un estiramiento adecuado antes de cada recorrido o sesión de gym

    Un estiramiento adecuado antes de cada recorrido o sesión de gym es un excelente complemento para los ejercicios dinámicos que se incluyen en los entrenamientos de resistencia. Recuerda que es muy importante que configures correctamente tus estiramientos, ya que puedes estar estirando un musculo que ya está tenso o anudado. La memoria muscular hará que tu musculo siga el camino de menor resistencia, incrementado la tensión del musculo cada vez que se estira.

    Uno de los errores más comunes es pensar que si apoyas tu pie en un banco y te rodeas la espalda para llegar a los dedos de los pies, estás estirando los isquiotibiales de forma adecuada; lamentablemente con este estiramiento solo estás aumentando la tensión neural y estirando el nervio ciático que pasa la parte de atrás de tu pierna. Lo ideal a la hora de estirarte es que sientas el estiramiento solo en el músculo objetivo. Presta atención si sientes el estiramiento en la pantorrilla, porque si es así es porque estás haciendo algo mal.

    Consejo número 4: Entrena tus músculos centrales

    Cada movimiento que haces lo logras gracias a tus músculos centrales. Cuando estos músculos son débiles, no estabilizaran tu cuerpo adecuadamente, lo cual es la antesala para una mala postura, la que generará nudos y músculos tensos. Para entrenar y fortalecer tus músculos centrales incluye en tu rutina de ejercicios flexiones, tablones y puentes tres días a la semana.



    comentarios

    Artículo anteriorARTÍCULO SIGUIENTE