• App móvil para calendario de ciclistas - PRONTO

  • Hot, Salud

    4 consejos útiles para oler bien despues de pedalear

    Para todos nosotros es desagradable oler mal, así que para evitar esta embarazosa situación usamos todas las herramientas que las empresas de artículos personales nos brindan.



    El mal olor es un enemigo difícil de combatir ya que es capaz de pegarse a tu cuerpo desde una distancia de 10 metros si poder hacer nada. Es de esta manera que sin previo aviso comienza a expedir un mal olor, bien sea porque llevabas la tela incorrecta, o porque los productos personales de higiene te abandonaron en el peor momento. Afortunadamente, esta situación es algo por lo que pasamos todos.

    Relacionado

    Quédate con nosotros y toma nota de estos 4 consejos útiles para oler bien todo el tiempo

    Usa prendas de ropa hechas con telas que absorban el sudor

    La principal responsable de todos los olores que expide nuestro cuerpo es la transpiración. Y una de las principales formas de combatir los malos olores provenientes de la transpiración es usar la ropa adecuada. Lo ideal es que vistas con ropa que minimice el sudor, evaporándolo en lugar de se seque sobre tu piel.

    Los ciclistas profesionales prefieren la tela de nylon ya que es la ideal para absorber el sudor, es de secado rápido y resiste el moho. Todo lo contrario de las telas de poliéster, que si bien tienen muchas de las cualidades que la tela de nylon, menos que debes asegurarte de lavarlo inmediatamente ya que esta tela acumula más bacterias fácilmente.

    Si la intención es buscar telas para el uso diario, las telas de algodón se presentan como la mejor opción ya que las telas de algodón son ligeras, transpirables y permiten un buen flujo de aire para ayudar a secar la humedad. Lamentablemente esta condición no aplica para los días calurosos, donde este tipo de telas absorberá la humedad en lugar de repelerla.

    Otra de las opciones a las cuales puedes optar son los tejidos naturales de bambú, el cual aparte de ser de alta calidad, es también ultrasuave, transpirable y absorbente. Estas características lo hacen más resistente al mal olor, al moho, a los hongos y a las bacterias, incluso después de múltiples lavados.

    Nunca dudes de la protección que te brindan los antitranspirantes

    Lamentablemente la protección que nos brindan los desodorantes se enfoca solo en las axilas, mientras que el uso de antitranspirantes combate el mal olor que pudiese pegarse a nuestro cuerpo durante el día. Si tu antitranspirante especial no te está beneficiando, lo ideal es que comiences a usar un antitranspirante de venta libre más fuerte, en el mercado puedes conseguir muy buenas marcas tales como: Certain Dri, Gillette Clinical o Secret Clinical Strength.



    Para un adecuado uso de tu antitranspirante debes aplicarlo una vez por la mañana y otra vez antes de acostarte, esto con el fin de obstruir las glándulas sudoríparas mientras duermes. Debes prestar especial atención a la hora de usar estos antitranspirantes ya que algunos de ellos contienen sílice o propilenglicol, los cuales pueden irritar la piel.

    Puntos de mayor cuidado: las axilas, la ingle, los pies y el cuero cabelludo

    Estudios aseguran que estos puntos son los más críticos a la hora de emitir malos olores, es por ello que debes darle mayor cuidado. En el caso de las axilas y la ingle, son los puntos del cuerpo que tienen más glándulas apocrinas en el cuerpo. Estas glándulas son las responsables de la producción de la mayor parte del sudor desagradable en el cuerpo, estas glándulas se activan durante la pubertad. La mejor forma de minimizar el olor en estas partes es duchándose a diario, e inmediatamente después de cualquier sudoración intensa.

    Relacionado

    En el caso de los pies, también debes lavarlos todos los días, ya que a pesar de que no poseen el mismo poder para generar olor que las axilas, cuando habitan dentro de sus calcetines y zapatos la historia es otra, ya que es el ambiente perfecto para la humedad, quedando la mesa servida para la producción de hongos y bacterias. Para minimizar esta amenaza lo ideal es que uses una crema para los pies.

    Por último, y no por eso menos importante, llegamos al cuero cabelludo y a uno de los problemas más desagradables de esa zona: la caspa. Este mal es el responsable del mal olor proveniente de toda esa piel muerta que comienza a descomponerse en el cuero cabelludo. Para combatir esta situación solo debes usar un shampoo contra la caspa y productos para mantener el cuero cabelludo humectado.

    Depílate completamente

    Depilarte completamente te ayudara a minimizar la transpiración, específicamente en las axilas y la ingle. Esto se debe a que al mantener vello en estas áreas, permanecen húmedas todo el día, creando el lugar perfecto para la producción de bacterias que producen mal olor. Lo ideal es que en días muy calurosos uses ropa más holgada, lo que te ayudará a reducir el sudor atrapado.



    comentarios

    Artículo anteriorARTÍCULO SIGUIENTE