• App móvil para calendario de ciclistas - PRONTO

Hot, Salud

4 formas de quemar más grasa al practicar ciclismo

Practicar ciclismo para quemar más grasa puede hacerte más fuerte y más eficiente en tu equipo. Todos los ciclistas tienen una relación de amor-odio con la grasa. Para nadie es un secreto que la grasa se usa como combustible y es por esa razón que queremos quemar cada vez más grasa.



La grasa nos da el poder de conducir más tiempo a un ritmo más alto sin agotar nuestras limitadas y preciosas reservas de glucógeno. Pero al mismo tiempo no queremos aumentar de peso debido a la grasa, ya que en el ciclismo el peso juega un papel determinante, especialmente una vez que el pavimento se torna hacia arriba.

Convertirse en el mejor quemador de grasa puede ayudar mucho con tu desempeño. Como habrás adivinado, no hay una receta mágica que convierta a cada ciclista en un horno para quemar grasa, pero si hay algunas cosas que puedes comenzar a hacer para ser optimizar toda esa grasa extra que se queda en nuestro organismo.
Hoy en día la forma disciplinada en la que mides tu nutrición y planificas la intensidad de tu entrenamiento puede optimizar la quema de grasa y mejorar tu rendimiento. Quédate con nosotros y toma nota de las cuatro estrategias esenciales para quemar grasa.

Sustituye tu desayuno por un “Bikefast”

Montar en ayunas tu bici es una forma comprobada y verdadera de ayudar a tu cuerpo a quemar más grasa. La forma más fácil de hacerlo es salir a hacer un recorrido antes del desayuno, después de haber ayunado durante toda la noche y las reservas de azúcar en la sangre y glucógeno hepático son bajas, y es por esta razón por la que tu cuerpo necesita aprovechar la grasa como combustible.

Estudios aseguran que esto lo puedes hacer sin afectar tu rendimiento, siempre y cuando mantengas la intensidad adecuada. Una de las formas más usadas es conducir durante una mayor duración a baja intensidad. Estudios recientes aseguran que los hombres que realizaban entrenamientos en bicicleta después de un ayuno durante la noche cinco días a la semana durante cuatro semanas mejoraron su capacidad de acceder a sus reservas de grasa y tuvieron mayores ganancias en su VO2 max en comparación con aquellos que comieron antes del entrenamiento. La misma investigación ha descubierto que los ciclistas que restringieron sus calorías en un 40 por ciento y realizaron recorridos en ayunas mejoraron sus relaciones potencia-peso sin comprometer su rendimiento de resistencia.



Si lo que buscas es quemar grasa más rápido, solo debes incorporar de dos a tres paseos en ayunas a la semana. Lo ideal es tomar algo de café negro, té o agua primero para luego salir y rodar durante aproximadamente dos horas.

Lleva tu organismo al máximo

La ingesta de carbohidratos en lugar de grasa optimizan tus esfuerzos en el ciclismo, si lo haces con regularidad, esos esfuerzos de alta intensidad pueden convertirte en un quemador de grasa monstruoso. Los entrenamientos de alta intensidad aumentan tu consumo máximo de oxígeno (VO2max), por lo cual aumentan el ácido láctico y manteniendo tus músculos acelerados haciendo que estos quemen más grasa a intensidades más altas. También aumenta los niveles de hormonas del crecimiento humano, suprimiendo el apetito. Los entrenamientos de alta intensidad funcionan mejor que los entrenamientos de resistencia constante para reducir la grasa abdominal peligrosa.

Los entrenamientos de alta intensidad aumentan tu tasa metabólica y aumentan las enzimas que descomponen los triglicéridos. Lo ideal es comenzar con sesiones de sprints de 30 minutos dos días a la semana. Calentar. Luego realiza esfuerzos máximos de 30 segundos con cuatro minutos de descanso en el medio. Luego déjate enfriar. Para una quema de grasa más agresiva, puedes hacer tus intervalos en ayunas, lo que mejora aún más tus adaptaciones para quemar grasa.

Incluye una rutina de ejercicios de fuerza para quemar grasa

Los entrenamientos de fuerza desarrollan mucho más músculo, ya que te mantienen activo metabólicamente, también estimula las hormonas anabólicas que ayudan a quemar grasa y desarrollar músculo. Incluye una rutina de fuerza por lo menos dos veces a la semana. Ya sea que levantes pesas más ligeras para repeticiones más altas o pesas más pesadas para repeticiones más bajas, recuerda que el peso que usas debe ser lo suficientemente fuerte para que la última repetición sea muy desafiante. Aquí te dejamos dos ejercicios movimientos que todo ciclista debe hacer para quemar grasa rápidamente:

Posición en cuclillas: para realizar este ejercicio debes pararte con los pies a la altura de los hombros y los dedos de los pies ligeramente hacia fuera. Luego debes mantener pesas en los hombros. Después empuja tu trasero y tus caderas hacia atrás como si estuvieras sentado en una silla y más abajo lo más posible mientras mantienes tu peso sobre tus talones. Regresa a la posición inicial y repite.

Peso muerto: para realizar este ejercicio debes sostener una barra en frente de los muslos, los brazos extendidos y las palmas hacia adentro. Luego debes mantener la espalda recta. Coloca las bisagras en las caderas y baja el peso hacia el piso permitiendo que las rodillas se doblen ligeramente. Después debes mantener el peso cerca de tu cuerpo y bájalo hasta que la parte superior del cuerpo esté casi paralela al piso. Por ultimo contrae tus glúteos y empuja tus caderas hacia adelante para levantarte de nuevo a la posición inicial

No dudes en disfrutar de un buen café

¿Existirán ciclistas a los que no les guste el café? Tal vez. Pero serían ciclistas muy tristes y con un rendimiento comprometido y bajo. Esto se debe a que la cafeína es la responsable de mejorar tu rendimiento en el ciclismo en casi todos los niveles, lo cual ayuda a quemar más calorías y, por lo tanto, grasa. El café ayuda a tu cuerpo a utilizar la grasa como combustible para no quemar rápidamente sus reservas de carbohidratos. Lo ideal es consumir aproximadamente 300 mg de cafeína para un corredor de 150 libras.



comentarios

Artículo anteriorARTÍCULO SIGUIENTE