• App móvil para calendario de ciclistas - PRONTO

Hot, Salud

5 signos que indican que estas en riesgo de trombosis venosa profunda

A continuación, te mostramos de forma detallada los síntomas para que puedas identificar si eres propenso a padecer trombosis venosa profunda y algunos tips para disminuir los riesgos de sufrir coágulos de sangre.
La Trombosis Venosa Profunda (TPV) es la formación de un coágulo de sangre en una vena profunda de cualquier parte del cuerpo, pero se da generalmente en las piernas.



La sintomatología varía en cada individuo, en algunos solo se puede percibir dolor, calambres e hinchazón, mientras que otros además experimentan sensación de calor en las piernas y decoloración de la piel.

Los problemas comienzan cuando uno de estos coágulos es liberado y se moviliza hacia los pulmones bloqueando el flujo sanguíneo, lo cual puede desencadenar en resultados fatales para quien lo padece. Ahora bien, ¿cómo reconocer los factores de riesgo de padecer TVP y una vez detectados, qué puedo hacer para reducirlo?

Factores hereditarios

adventure sport

Algunas personas, heredan factores que la predisponen a que su sangre sea de coagulación más fácil. Esta condición per se, no es garantía de padecer mayores complicaciones, sin embargo las probabilidades de sufrir problemas incrementan cuando están combinados con otros factores como la edad o el sobre peso. Aunque los coágulos de sangre pueden aparecer en cualquier momento de la vida, los riesgos se incrementan cuando se tiene de 40 años en adelante y sufre un incremento mayor cuando la edad ronda los 60 años.

¿Cómo reducir los riesgos? No se trata de hacer magia retrocediendo el tiempo pero sí de minimizar las probabilidades de incidencia de TVP, para ello se puede controlar el peso, hacer actividades físicas que le mantengan en buenas condiciones de salud y el sistema circulatorio esté en óptimas condiciones.

Estar sentado durante mucho tiempo

Ya sea porque estás atravesando el mundo en un vuelo trasatlántico o en la cama de un hospital luego de una cirugía, tus riesgos de padecer TVP por estar sentado mucho tiempo son altos si permanecer sentado durante mucho tiempo, incluso si eres una persona sana. Esto se debe a que los músculos de tu pantorrilla se contraen mientras caminas y de cierta forma esto permite que tu sangre fluya.

¿Cómo reducir los riesgos? Es recomendable que te levantes de la silla al menos una o dos veces cada hora, mientras te mantienes sentado puedes flexionar los pies hacia adelante y hacia atrás, ayudando a contraer las pantorrillas. También puedes usar medias de compresión ya que ejercen una presión suave sobre las pantorrillas, el tobillo y los pies, con lo cual se disminuye la hinchazón y se promueve una correcta circulación.

Tienes las hormonas revueltas

En el caso de las mujeres embarazadas, se aumenta la presión en pelvis y piernas, lo cual afecta las venas aumentando así las posibilidades de padecer problemas de coagulación. El uso de anticonceptivos orales, las terapias de reemplazo hormonal se relacionan con la TVP, el estrógeno ayuda a aumentar la capacidad de coagulación de la sangre.



Eres obeso o fumadorCuando tienes un índice de masa corporal (IMC) superior a 30, tus probabilidades de padecer un TVP es mayor. Este es uno de los grandes beneficios de ser algunos ciclistas, quienes circunscriben sus actividades físicas a la bicicleta con esto ayudan a mantener su peso a raya. Otro de los beneficios del ciclismo es que los ciclistas generalmente son personas sanas, que no fuman. Fumar hace que la sangre sea más espesa de lo normal, además de que los vasos sanguíneos suelen verse afectados por ende se incrementa la posibilidad de padecer de formación de coágulos.

¿Cómo reducir los riesgos? No fumar y mantener un peso adecuado.

Has tenido cáncer, problemas cardíacos o cirugía recientemente

Cuando te sometes a una cirugía, padeces de insuficiencia cardíaca o tus latidos cardíacos son irregulares, estás en un riesgo mayor de padecer trombosis venosa profunda. Cuando la cirugía se desarrolla por debajo de la cintura el riesgo es mayor por la inmovilidad de los miembros inferiores durante la intervención y la posibilidad de sufrir daños en los vasos sanguíneos durante el procedimiento.

Por otra parte, los pacientes de cáncer padecen con mayor regularidad de TVP, todo esto relacionado directamente con los tratamientos de quimioterapia. Para las personas que tienen insuficiencia cardíaca, la capacidad del cuerpo de bombear sangre se ve reducida y por ende, las posibilidades de TVP se incrementan. Las personas que tienen latidos cardíacos irregulares son más susceptibles a que la sangre no se bombee de forma adecuada a través de los ventrículos del corazón.



comentarios

Artículo anteriorARTÍCULO SIGUIENTE