• App móvil para calendario de ciclistas - PRONTO

  • Hot, Salud

    6 errores que hacen que almacenes grasa en tu cuerpo

    Si realmente le quieres eliminar ese exceso de peso que te incomoda, debes poner fin definitivamente a esos hábitos que te hacen almacenar grasa.



    Comienza por realizar la evaluación de los seis hábitos alimenticios que se enumeran a continuación, una vez identificados no trates de erradicarlos de una vez, comienza con uno o dos comportamientos dañinos y con los cuales puedas hacer una diferencia.

    Intentar romper varios hábitos al mismo tiempo puede ser abrumador, por eso trata de ir cambiando poco a poco sin poner a prueba en extremo tu fuerza de voluntad. Tus probabilidades de esculpir una figura más esbelta y saludable son mayores si le das un enfoque lento pero constante a este proceso de cambios.

    Saltar comidas o bocadillos

    No comer puede desordenar la capacidad de tu organismo para controlar el apetito, aparte puede hacer estragos en la fuerza de voluntad, lo cual es realmente perjudicial.
    Si te saltas el desayuno o un bocadillo saludable, tu cerebro no tiene la energía necesaria para decir no ante las tentaciones. Al omitir un alimento corres el riesgo de convertirte en glotón por las noches.

    ¿Cómo romper este hábito?
    Es fácil, sólo debes distribuir tus calorías en tres comidas de aproximadamente 500 calorías cada una y dos bocadillos de 100 a 200 calorías cada uno.

    Velocidad de comer

    En este sentido, debes reducir la velocidad con la cual comes, no te estás negando comida, solo la estás consumiendo más lentamente, saboreando cada bocado permites que tu cuerpo tenga un tiempo para detenerse y no seguir comiendo cuando estás satisfecho.

    ¿Cómo romper este hábito?
    Tu cuerpo está tratando de decirte algo (que ya está satisfecho), así que dale una oportunidad de comunicarse contigo reduciendo la velocidad y disfrutando de la comida.
    Mientras comes olvídate de televisor, periódico, teléfono y cualquier otro distractor que te haga perder la noción de la velocidad con la que comes. Puedes intentar este ejercicio: Inhala mientras cuentas lentamente hasta cinco; Exhala y cuenta lentamente hasta cinco; Repite de tres a cinco veces antes de comer.

    Perder la dieta los fines de semana

    Las fiestas de fin de semana pueden causar problemas más allá del domingo. Ya que se ha demostrado que mientras más grasas y comidas con alto contenido de carbohidrato consumas, mayor será la propensión de tu cerebro a pedirte más comida. Así que un viernes a domingo consumiendo comida rápida y en grandes cantidades, puede habituar a tu cerebro a comer en exceso el lunes.



    ¿Cómo romper este hábito?
    No es necesario que consumas solamente carnes magras como pavo o pollo, aunque siempre son una opción inteligente. Después de todo, tener un fin de semana donde comas sin límites, representa que comerás mal por casi el 30 por ciento de tu semana. Eso significa que comerías bien sólo el 70 por ciento del tiempo.

    Cayendo en la tentación de los bocados salados

    De manera inconsciente, el sodio te hace comer más. Sin saberlo, está presente en muchas de las comidas que puedes llegar a creer son inofensivas: palomitas de maíz en el cine, fichas durante el juego, cacahuetes en el bar.

    ¿Cómo romper este hábito?
    Si estás en una dieta de sal reducida, verás como a la segunda semana de estar con este régimen, tus antojos desaparecerán. No es necesario que sustituyas tus bocadillos favoritos con zanahorias o apio, pero dales una oportunidad: El crujido puede ser lo que anhelas de los bocadillos. Opta por reducir al mínimo los chips de sodio y pretzels. Mientras preparas un plato, salta la sal.

    Bebidas alcohólicas

    Comienza este sencillo ejercicio: toma nota de cuantas cervezas, copas de vino o de otras bebidas alcohólicas consumes a la semana y al final podrás sorprenderte.
    Si piensas que solo dos cervezas en la noche no son perjudiciales, prepárate para sorprenderte cuando saques la cuenta de las calorías que consumes en una semana.

    ¿Cómo romper este hábito?
    Cuando vayas a tomar alcohol, cambia a vino tinto (que es alrededor de 4 gramos de carbohidratos en comparación con los casi 13 que hay en una cerveza regular) o intenta ingerir cervezas ligeras.

    Comer en frente de la televisión y no dormir bien.

    Las investigaciones confirman que las personas que comen frente al tubo consumen más calorías (casi 300, en un estudio) que las que no lo hacen, y que cuanto más televisión ven, menos activas son. Esta es un arma de doble filo ya que te mantiene más sedentario de lo que pudieras imaginar.
    Según una investigación realizada en la Universidad de Chicago, se descubrió que las personas que perdieron 3 horas de sueño comieron unas 200 calorías más al día siguiente en bocadillos, que aquellas personas dormían 8 1/2 horas cada noche.

    ¿Cómo romper este hábito?
    Si deseas mirar la TV, procura ser una persona activa, dormir es un buen hábito cuando se hace correctamente ya que ayuda a quemar las calorías de más.



    comentarios

    Artículo anteriorARTÍCULO SIGUIENTE