• App móvil para calendario de ciclistas - PRONTO

  • Hot, Salud

    Alimentos que ayudan a reducir los mareos ocasionados por el ciclismo

    Las molestias gastrointestinales son asunto común entre los atletas. No se trata de dolores estomacales ni de idas al baño, se trata también de náuseas producto del ejercicio que te pueden complicar el día a día.



    Generalmente las personas que practican ciclismo y hacen entrenamientos de alto impacto, asisten a maratones o triatlones, tienen una mayor probabilidad de padecer náuseas producto del ejercicio, y este riesgo es incluso mayor cuando son personas que tienen reflujo.

    En el año 2013, una revista sobre gastroenterología publicó un estudio cuyos resultados revelan que las náuseas producto del ejercicio se presentan de forma periódica en los atletas, sobre todo después de hacer entrenamiento de alto impacto, y pueden llegar a desencadenar vómitos de no hacer algo para aliviar los malestares; se habla de realizar respiración abdominal lenta y profunda, de aplicar compresas frías en la frente y en la zona posterior del cuello.

    ¿A qué se deben las náuseas por ejercicio?

    Las náuseas producidas por el ejercicio, se presentan porque se reduce el flujo sanguíneo del estómago durante la ejecución del ejercicio intenso, esto se debe a que el flujo de sangre es redistribuido a los órganos más críticos como lo son: el corazón, el cerebro y los pulmones.

    Otras de las razones se deben a factores fisiológicos, producto de un trastorno funcional como lo es el síndrome de intestino irritable. De igual forma, esto se puede relacionar con ejercicios, condiciones climáticas, niveles de hidratación, así como también el tiempo de duración y la intensidad de los entrenamientos.



    Otra de las razones más comunes por la cual se presentan náuseas, es por detener de manera abrupta la rutina de ejercicios, ya que el estómago no está listo para el nivel de desaceleración repentina en la intensidad de la actividad física. Lo aconsejable en todo caso, es disminuir de forma gradual el ritmo del ejercicio a medida que finaliza el recorrido o circuito de entrenamiento.

    Alimentos para prevenir las náuseas por ejercicio

    Una vez sientas náuseas, debes procurar atención médica y cuando se compruebe que hay relación entre la actividad física y las náuseas, puedes tomar ciertos paliativos naturales que por medio de los alimentos, te ayudarán a reducir notablemente las molestas náuseas.

    Agua de coco

    Una de las bebidas naturales con mayor cantidad de electrolitos, el agua de coco, te ayuda a reducir la sensación de náuseas. Con el agua de coco puedes mantenerte siempre hidratado.
    Esta bebida natural, es una excelente fuente que provee al organismo de fósforo, magnesio, calcio, potasio y sodio; los electrolitos que pierdes mientras sudas.

     Galletas

    Se dice que los ácidos estomacales se pueden absorber mucho más rápido si consumes alimentos con almidón, como galletas saladas o incluso pretzels. Esta es una solución fácil y sencilla, con solo consumir una pequeña porción de galletas una media hora antes del viaje, puedes reducir las probabilidades de padecer náuseas (esto lo aplican muchas embarazadas que padecen de náuseas matutinas y les da grandes resultados).



    Granos enteros

    Cuando los niveles de glucógeno, son muy bajos, es común que los ciclistas sientan náuseas. Por ello, deben consumir granos enteros. Los granos integrales, son carbohidratos complejos que actúan como cápsulas energéticas de liberación prolongada, con lo cual liberan de forma progresiva la energía que tu cuerpo necesita y con ello, ayudan a mantenerte satisfecho. Es así, como la quinua, el arroz integral, la cebada y la avena, son altamente recomendables.

     Jengibre

    El jengibre es ampliamente conocido y utilizado para calmar las molestias estomacales, sirven también para ayudar a aliviar las náuseas producidas por el entrenamiento. Ya sea en forma de caramelos masticables o como galletas, el jengibre es ideal para aliviar tu estómago.

    Mantequilla de nueces


    A pesar de que las grandes cantidades de grasa pueden alterar tu estómago, si consumes pequeñas porciones de mantequilla de nueces, puedes reducir las náuseas ya que sus niveles de sodio te ayudan para tal fin.

    Yogurt

    Los probióticos del yogur, te mantienen libre de las molestas náuseas, en especial si se trata de yogur griego o islandés.
    El consumo de este producto de forma regular, mantiene en óptimas condiciones tu salud estomacal, así que cuando vayas a realizar tu rutina de entrenamiento, procura ingerir una porción pequeña, tu estómago lo agradecerá.



    comentarios

    Artículo anteriorARTÍCULO SIGUIENTE