• App móvil para calendario de ciclistas - PRONTO

  • Hot, Salud

    Análisis de sangre: Determina tus niveles de minerales y vitaminas y mejora tu desarrollo

    Si eres de los que se toma su entrenamiento muy en serio, y ese entrenamiento es todos los días de seguro en algún momento te sentirás fatigado, esto normalmente se debe a una deficiencia de minerales o vitaminas el cual se puede identificar mediante un análisis de sangre.



    En la actualidad existen innumerables kits de pruebas caseras que hacen que el análisis de sangre sea mucho más accesible, de seguro ahora te estarás preguntando: ¿Esta autoevaluación es realmente necesaria?

    Hace algunos años atrás este análisis de sangre solo se lo exigían a los ciclistas profesionales, con el cual, se podían identificar los desequilibrios y deficiencias en el organismo, pero en la actualidad este análisis pueden hacerlo los corredores principiantes también ya que la salud es una prioridad en todas las categorías del ciclismo a nivel mundial.

    Vale la pena destacar que con los análisis de sangre se pueden verificar:

    • La anemia a través de niveles de almacenamiento de hierro
    • Testosterona, que afecta la resistencia y la motivación
    • Los niveles de vitaminas B12 y D3, esenciales para la fortaleza ósea y el rendimiento muscular
    • El cortisol, la hormona del estrés, cuyo alto nivel puede indicar sobre entrenamiento

    Muchos ciclistas principiantes aseguran no necesitar estos análisis de sangre, pero lo que esta categoría de ciclistas no sabe es que el estrés, los largos recorridos y la privación de sueño pueden alterar su salud y que con un simple análisis de sangre se puede controlar.

    La mayoría de nosotros estamos en movimiento durante hasta 60 horas cada semana, incluida nuestra capacitación, y, a diferencia de los ciclistas profesionales en modo de recuperación, raramente descansamos por completo. No es de extrañar que a menudo nos sintamos cansados.

    Estudios aseguran que un ciclista entre 35 y 40 años de edad con sobre entrenamiento, que realiza cuatro sesiones de entrenamiento de alta intensidad está en peligro de alguna forma de agotamiento.



    Un análisis de sangre proporcionara una advertencia sobre posibles problemas relacionados con el agotamiento, como el síndrome de deficiencia de testosterona, aunque no existe una solución mágica para evitar el sobre entrenamiento.

    En cuanto a las mujeres ciclistas, sobre todo aquellas en edad fértil, también pueden estar en riesgo de síndrome de deficiencia de hierro y deficiencia de B12, el cual puede agravarse con la menstruación, y que se puede controlar gracias a un análisis de sangre temprano.

    Relación beneficio – costo

    Una de las cosas que más preocupa a los corredores es exceder su presupuesto. En la actualidad existen pruebas caseras que cuestan solo un poco más de lo que cuesta un masaje de 60 minutos. En la actualidad a pesar de haber muchas pruebas, son solo dos las pruebas que se consideran las más usadas por los ciclistas:

    • La prueba Iron Storage, el kit Aero Metabolic, que analiza la capacidad aeróbica
    • La prueba Neuro Muscular, que analiza los niveles de vitamina B12 y magnesio

    Una prueba o análisis de sangre más específico requiere que un bioanalista profesional tome una muestra de sangre y la analice en un laboratorio. Vale la pena destacar que el proceso de análisis de sangre en un laboratorio es costoso. Es por esta razón que muchos ciclistas se resisten a la idea.

    No dudes en acudir a tu médico de confianza

    Una prueba o análisis de sangre casero no debe usarse como la principal fuente de diagnóstico. Si te sientes anormalmente cansado antes, durante y después de tus recorridos o entrenamientos, no debes esperar descubrir la razón con tan solo un análisis de sangre. Solo tu médico de confianza tiene el conocimiento para evaluarte a fondo, consiguiendo de esta manera las causas de tu fatiga.



    Médicos y bioanalistas aseguran que las pruebas de sangre solo proporcionan solo una imagen de ciertos factores, como las alteraciones por comidas recientes, el sobre entrenamiento o las enfermedades menores. Este tipo de pruebas debe hacerse en función a comprobar y asegurar diagnósticos, los cuales posteriormente servirán para mejorar la salud y el rendimiento de un ciclista.

    Lo recomendable es que el ciclista acuda a su médico de confianza el cual lo evaluará de manera integral y específica, teniendo en cuenta que los resultados de las pruebas de sangre solo confirmaran lo que el medico ha observado.

    Segundas opiniones: El nutricionista

    Los nutricionistas o terapeutas de nutrición deportiva, al notar que un ciclista está cansado recomiendan un análisis de sangre para evaluar los niveles de:

    • Hierro
    • Vitamina B12
    • Testosterona
    • Hormonas tiroideas

    Los nutricionistas también realizan pruebas frecuentes de vitamina D si hay antecedentes de lesiones o susceptibilidad a las infecciones.

    Estudios nutricionales aseguran que un ciclista de alta competencia se puede beneficiar de las pruebas de sangre ocasionales, ya que ellos llevan sus cuerpos a las más serias exigencias de entrenamiento, por ejemplo, por lo cual, un análisis de sangre previo a cualquier competencia podría ser muy útil.

    Muchos ciclistas han visto evolucionar sus debilidades cuando un nutricionista diagnostica mediante un análisis de sangre la falta de un componente dietético. En cuando deben modificar su dieta, reducir el estrés o dormir más.

    Esto es lo que opinan los ciclistas profesionales

    Muchos ciclistas profesionales implementan un ciclo de entrenamiento que normalmente dura entre seis y ocho semanas de trabajo constante, pero en consecuencia sienten depresión, se enferman o simplemente pierden la motivación.

    Esto sucede después de sobre entrenar haciendo recorridos muy extensos y llevando sus cuerpos al límite. Lamentablemente después suelen descompensarse, se enferman y pierden un mes de entrenamiento. Cuando esto ocurre y su presupuesto se los permite, optan por una prueba de perfil inicial costosa.

    Al llegar los resultados muchos de ellos tienen una excelente forma interna, con puntajes de vitamina D ligeramente bajos y con niveles de magnesio normales.

    Los análisis de sangre mostraron que los niveles de vitamina D eran normales y aumentarían naturalmente con el entrenamiento, pero no debían olvidar tomar un suplemento para la próxima competencia. En cuanto al bajo contenido de magnesio registrado en algunos corredores, los médicos aseguraron que se elevaría fácilmente mediante un spray transdérmico, evitando así los calambres nocturnos.



    comentarios

    Artículo anteriorARTÍCULO SIGUIENTE