• App móvil para calendario de ciclistas - PRONTO

  • Hot, Salud

    Cómo prevenir las 6 lesiones más comunes en ciclismo

    Ya sea por un accidente, por exceso de entrenamiento o un mal ajuste de tu bici, en el ciclismo siempre estarás expuesto a lesiones. Es precisamente por esta razón que este deporte es una actividad desafiante de extrema adrenalina.



    Lamentablemente existen algunas lesiones que son imposibles de evitar, pero hay otras en las que el ciclista puede tomar previsiones para evitarlas. En este artículo te dejamos la lista de las 6 lesiones más comunes en el ciclismo y que puedes hacer para evitarlas.

    Tendinitis de Aquiles

    La tendinitis de Aquiles es una inflamación causada por el exceso de entrenamiento. No debes confundirla con la ruptura del tendón de Aquiles que es una lesión muy dolorosa que necesita de atención médica inmediata. La tendinitis de Aquiles se produce por un mal ajuste de tu bici, haciendo que tus músculos trabajen de más y por una posición incorrecta al usar las zapatillas de ciclismo.

    Tendinitis Patelar

    La inflamación del tendón rotuliano, es causada generalmente por tener el asiento de tu bici a una altura muy baja o por estar usando por tiempo prolongado engranajes muy grandes en los cambios. Debido a esto los glúteos no trabajan de forma adecuada trayendo como resultado la fatiga muscular lo que genera la inflación del tendón.
    Para prevenir esta lesión, prueba variando la cadencia del pedal. Si haces tu entrenamiento en una cadencia alta de 90 a 120 revoluciones por minuto no solo evitaras esta lesión sino que ayudaras a tu sistema cardiovascular.

    En cuanto a la altura de tu asiento, debes chequear que no esté demasiado bajo, al tener la altura adecuada evitarás que cualquier grupo muscular se fatigue pudiendo lesionarse. Con la altura adecuada ayudarás a tonificar los músculos isquiotibiales y los glúteos.

    Clavícula o escafoides rotos

    Este conjunto de huesos son los que más se fracturan cuando ocurre un accidente debido a que estos son los puntos más débiles al momento de absorber el impacto de la caída. Debido a la gravedad de estas lesiones necesitan de atención médica inmediata, la fractura de un escafoide suele pasar desapercibida ya que el dolor no es tan intenso, pero al estar fracturado el suministro de sangre hacia el dedo pulgar puede verse comprometido pudiendo generar una necrosis avascular. (Muerte del hueso).



    Irritación en tus partes sensibles por el asiento de tu bici

    Las irritaciones o heridas producidas por el asiento de tu bici muchas veces son ocasionadas por las largas horas de recorrido creando fricción de los huesos y músculos contra el asiento. Otras de las causas pueden ser una pantalonetas muy viejas o el asiento muy alto.
    Para prevenir este tipo de lesiones te recomendamos colocar el asiento a la altura adecuada, esto evitará el exceso de movimiento de la pelvis. El uso adecuado de la crema para la almohadilla protectora de gamuza puede aliviar la incomodidad producida por la fricción de los glúteos con el asiento sobre todo durante recorridos largos.
    Por ultimo asegúrate que a tus pantalonetas viejas aun le quede almohadilla protectora de gamuza, ya que esta te protegerá de las incomodas irritaciones y evitara esas lesiones en tus partes sensibles.

    Dolor en la parte baja de tu espalda

    Un mal ajuste de tu bici y muchas horas en una posición de conducción agresiva son las principales causas del dolor en la parte baja de tu espala. Una excesiva flexión en el área lumbar puede desencadenar en lesiones mucho más graves como inflamación de los nervios y de la ciática lo cual requiere atención médica.
    Una buena dosis de ejercicios de fortalecimiento lumbar debe formar parte obligatoria de tu entrenamiento, ya que muchos ciclistas cometen el grave error de solo trabajar algunos músculos como los glúteos, abdominales o solo los músculos que rodean la pelvis olvidándose por completo del área lumbar.

    Debido a que la columna vertebral se inserta en el hueso pélvico tener músculos débiles no permitirá que desarrolles la energía necesaria para soportar largos trayectos en la posición de manejo agresivo, esto inevitablemente generara dolor en la parte baja de la espalda ya que los músculos de apoyo se fatigan por la debilidad de los demás.
    El fortalecimiento de los músculos del área lumbar te ayudara a mantener por mucho más tiempo la posición de manejo agresiva al mismo tiempo que aumentaras el equilibrio y la potencia.



     

    Dolor en el cuello

    El dolor en el cuello muchas veces es producido por la presión en el trapecio superior que comienza en la base del cráneo pasando por el cuello terminando en los hombros. Estos músculos se fatigan durante el recorrido por el hecho de tener que mantener el peso de la cabeza extendida durante periodos largos. Otra de las causas de este dolor puede ser un mal ajuste de tu bici y excesiva tensión de los músculos de los hombros mientras haces tú recorrido.
    Chequea el tamaño de tu bici ya que eso podría estar afectando una buena colocación de tus vertebras, si el tamaño está bien, mover el asiento hacia adelante te dará una posición mucho más vertical quedando más cómodo en tu bici y permitiendo que las vértebras se alineen en una posición neutral.
    No tensionar tanto el agarre del volante también puede evitar el dolor de cuello, hacer la fuerza necesaria para que los músculos del hombro no se fatiguen y los trapecios trabajen de más. Una de las cosas que puedes implementar es incorporar ejercicios de cuello y hombros a tu rutina de entrenamiento.
    Por último, si crees que tienes alguna lesión no te auto mediques, lo mejor es consultar a un médico ya que lo que comienza con un dolor leve puede empeorar con el tiempo. Estar en sintonía con tu cuerpo y escucharlo es lo mejor.



    comentarios

    Artículo anteriorARTÍCULO SIGUIENTE