• App móvil para calendario de ciclistas - PRONTO

  • Hot, Salud

    Cómo usar musculos rápidos y lentos para pedalear a mayor velocidad

    En todo grupo de ciclistas, encontrarás una gran variedad de fortalezas. Esto se debe a que cuando se trata de la biología al andar en bicicleta, todos somos diferentes, y todo esto comienza con nuestras fibras musculares.



    Probablemente hayas escuchado el viejo adagio que dice que hay dos tipos de músculos, los que te hacen ir lento y los que te hacen ir rápido, pero solo por un corto tiempo.
    Pues esto es verdad hasta cierto punto. La fisiología humana es un poco más complicada de lo que parece. En este artículo te diremos lo que ocurre debajo del Lycra cuando aplica potencia a los pedales.

    Los quemadores de grasa se activan a largo plazo, fibras de contracción rápida

    Las fibras musculares de contracción lenta (también llamadas tipo 1) son totalmente vasculares, lo que significa que tienen un mayor flujo sanguíneo, permitiendo un suministro más rápido de nutrientes y la eliminación de productos de desecho. Debido al mayor flujo de sangre, estas fibras a veces también se llaman fibras rojas. Estas tienen muchas más mitocondrias, que son la fuente de energía de la célula. Las fibras de contracción lenta son excelentes para usar grasa almacenada, la cual tienes en abundancia, como combustible para crear energía. Esto significa que estas fibras pueden ser muy resistentes a la fatiga, por lo que son las que se usan cuando haces ejercicio durante largos períodos de tiempo.

    Las fibras musculares de contracción rápida (o tipo 2) son un poco más complicadas. Se les ha llamado fibras blancas ya que tienen mucho menos flujo sanguíneo que las de contracción lenta. Estas fibras tienden a tener muy pocas mitocondrias, y no son tan buenas en el uso de grasas, u otros combustibles que se aprovechan a través del flujo sanguíneo. Esto hace que los músculos de contracción rápida se fatiguen fácilmente, pero pueden crear una contracción más rápida y poderosa cuando realmente los necesitas en un sprint.



    Los músculos se adaptan según sea necesario

    Nuestros músculos trabajan en un reclutamiento ordenado de fibras. Esto significa que el musculo siempre recluta primero las fibras de contracción lenta, pero cuando necesita producir más fuerza en un sprint o en una colina empinada, reclutará las fibras de contracción rápida. Incluso cuando el musculo recluta estas fibras de contracción rápida, sigue usando fibras de contracción lenta; es se debe a que simplemente agrega a energía, reclutando más músculos disponibles durante un corto período de tiempo.


    Parece bastante simple: las fibras de contracción rápida se pueden clasificar en Fast Twitch A y Fast Twitch B. Las fibras Fast Twitch A se parecen a las fibras de contracción lenta, ya que son más vasculares y tienen más mitocondrias que Fibras Fast Twitch B. Esto las hace más útiles para el ejercicio de resistencia.

    Esto no quiere decir que podemos convertir a un velocista puro en una máquina de resistencia con el entrenamiento adecuado. Los estudios sobre estas conversiones pueden ser difíciles de realizar debido a que no hay tantas muestras de biopsia en atletas entrenados, y los cambios que ocurren son bastante pequeños. Por otro lado especialistas aseguran que con suficiente entrenamiento experimentarás adaptaciones. Si haces un recorrido de cuatro horas a la salida de potencia de resistencia, comienza usando solo un pequeño porcentaje de tus fibras musculares. A medida que aumenta la fatiga, parece lógico que en un estado de escaso contenido de glucógeno, necesites reclutar más fibras y esto podría conducir a la conversión de estas fibras a unas de contracción rápida.

    Todo se reduce a la naturaleza

    De esta manera podemos concluir que el corredor que está arrasando con el resto del equipo es el que está usando un montón de fibras de contracción rápida, mientras que el que se coloca al frente después de cuatro horas probablemente esté usando sus fibras de contracción lenta con un contraataque rápido. El porcentaje de fibras de contracción rápida y lenta que tiene este corredor son principalmente genéticas, pero no podemos descartar que el entrenamiento influye en su fuerza, potencia y eficiencia. Recordemos que el músculo que entrena es el músculo que se construye, y la única forma de mejorar al ir rápido o ir largo es entrenando. Pero si te encuentras mucho mejor en uno que el otro, sigue así. Siempre es divertido jugar con tus puntos fuertes.



    comentarios

    Artículo anteriorARTÍCULO SIGUIENTE

    1 Comment