• App móvil para calendario de ciclistas - PRONTO

  • Hot, Salud

    Entrenamientos de alta intensidad : ¿Cuántos deberías hacer semanalmente?

    Un método genial para quemar grasas son los entrenamientos de alta intensidad o intervalos o HIIT como se le conoce por sus siglas en inglés. Estos ejercicios deben su nombre al nivel de dificultad que representan.



    En cualquier entrenamiento en el cual se deban alternar períodos de trabajo intenso y menos intenso, hay una oportunidad para quemar grasas, mejorar el acondicionamiento general en un tiempo menor del que se logra con los entrenamientos en estado estacionario, fortalecer la musculatura e incrementar la tasa metabólica.

    Si bien, estos ejercicios suelen ser fáciles de superar, no debe desestimarse su eficacia y nivel de exigencia, esto quiere decir que la frecuencia para realizarlos dependerá en gran medida de la condición física de la persona. Algunos especialistas recomiendan que se realicen unas tres o cuatro veces a la semana, dejando uno o dos días de descanso intermedio.

    Establecen la eficiencia de estos ejercicios en este intervalo de entrenamiento y aseguran que dependiendo del tipo de ejercicios que se realicen, un par de días suele ser suficiente para darle al cuerpo la oportunidad de que sus sistemas de energía se recarguen y pueda estar listo para una nueva rutina.

    ciclistas con entrenamientos de alta intensidad

    Según los resultados arrojados en un estudio que se llevó a cabo en la Universidad Western Ontario solo se necesitan tres días de entrenamientos de alta intensidad a la semana; en dicho estudio los diferentes participantes debieron realizar de cuatro a seis carreras cortas de 30 segundos con un intervalo de descanso de cuatro a seis minutos tras cada sprint, los participantes quemaron un índice de grasa corporal mayor a la que quemó otro grupo que trabajó tres tandas de 30 a 60 minutos durante una semana.



    Quieres unirte a este tipo de entrenamiento pero ¿No estás seguro por dónde empezar?

    alta intensidad modalidad

    HIIT es aplicable a la gran mayoría de los entrenamientos, por ejemplo para los principiantes que quieren incorporan HIIT en su rutina pueden elegir un ejercicio con el cual se sientan familiarizados ya sea running, bicicleta o natación y alternar ráfagas de 30 segundos de trabajo intenso, exigiéndote trabajar al máximo de tus capacidades para luego ir disminuyendo el ritmo e incorporar intervalos de reposo de 30 segundos. Poder alternar 30 segundos de trabajo y 30 segundos de descanso por tiempo de 15 a 35 minutos es una buena estrategia.

    Cabe destacar que cuando la persona no está familiarizada con ciertos ejercicios, como el entrenamiento de fuerza por ejemplo, lo ideal es que se lo salte y comience directamente a aplicar el HIIT en esos entrenamientos, si no eres bueno en algo es mejor que no le apliques intensidad pues será contraproducente. Es mejor enfocarse en aprender los ejercicios a la perfección y luego de dominarlos ir incorporando intensidad.

    Indiferentemente de cual ejercicio elijas, debes tener en cuenta que la mitad del HIIT implica alta intensidad, debes exigirle el máximo a tu cuerpo durante los intervalos que sean de intensidad.
    Debes estar entusiasmado en conseguir hacer el ejercicio con intensidad, si no pones empeño en ello, no obtendrás los resultados esperados.

    ¿Cómo saber que estás haciendo entrenamientos de alta intensidad correctamente?

    En este tipo de entrenamientos, menos es más, esto quiere decir que si luego de terminar tu sesión sientes que puedes seguir adelante con un poco más de ejercicio, es probable que estés haciendo algo mal. Así que luego de terminar debes literalmente, sentirte incapaz de hacer tan solo un minuto más de ejercicios, así sabrás que lo estás haciendo bien.

    Cabe destacar que si realizas por ejemplo, 30 segundos contra 30 minutos consecutivos en la caminadora, y luego 30 segundos de alta intensidad te será mucho más fácil poder mantener el ritmo.



    comentarios

    Artículo anteriorARTÍCULO SIGUIENTE