• App móvil para calendario de ciclistas - PRONTO

  • Hot, Salud

    Desarrolla músculos fuertes y olvídate de contar calorías

    Controlar el consumo de calorías debería, en teoría, ser algo medianamente sencillo; la verdad absoluta es que no es así. El peso y el consumo de calorías no es algo simplemente de números.



    Existen otros factores que se incluyen dentro del tema de la alimentación. El origen de la caloría influye, ya que no es lo mismo la digestión de calorías provenientes de la proteína animal (suele tener fibra y dificultar el proceso), que una caloría procesada.

    Al final del proceso, podrías estar consumiendo menos calorías de lo que realmente esperabas. Eventualmente la cocción de los alimentos disminuye las calorías, con un margen de hasta 20 por ciento de la ración.

    ¿Qué hacer ante esta situación? Lo primero es soltar la calculadora y dejar de ver las calorías en los empaques de los alimentos. En lugar de hacer esto, procure tener alimentos de calidad, balanceados y sobre todo buenas prácticas alimenticias.

    Masticar los alimentos

    Parece absurdo tener que nombrarlo, pero es así, detenerse a masticar los alimentos es sumamente necesario. La comida en tiempos actuales recibe tanto tratamiento, que es poco compacta, casi desmenuzada, al menos esa es la opinión de la nutricionista deportiva, Leslie Bonci.

    Para explicar esto, ella coloca una comparación entre el puré de manzana y una manzana, definitivamente la fruta representa un reto para el estómago, pero al final termina siendo más beneficioso.

    En Japón hace cierto tiempo se realizó un estudio en donde un grupo de científicos pusieron a prueba a dos grupos de ratas; uno fue alimentado con alimentos compactos, duros y el otro con alimentos blandos. Al cabo de 26 semanas, el grupo ratas alimentadas con alimentos blandos, podía considerárseles obesas, mientras que el otro grupo mantuvo un peso estable.

    Otra investigación, reveló que las ratas que comen alimentos blandos, generan una alta resistencia a la insulina.



    Consumo de fibra

    Lo ideal al día es consumir entre 25 y 30 gramos de fibra. Sin duda que para perder peso es necesario consumir fibra y también para mantener una buena salud. Un estudio demostró, con 81 hombres y mujeres, entre los 40 y los 65 años, que consumiendo granos enteros el consumo calórico es mucho menor, ya que el trabajo de digestión es mucho más complejo; esto se traduce en una buena ingesta de fibra y calorías a la vez, ya que se mantiene un nivel regular.

    Límites horarios

    Después de las 8 de la noche las calorías deberían estar prácticamente prohibidas. Definitivamente van en contra del peso y lo mejor es no consumirlas. Un estudio aplicado en ratones, reveló que aquellos que sólo podían comer en un período de 8 a 12 horas al día, mantenían su peso, quienes podían comer a cualquier hora, vieron como inmediatamente su peso fue en incremento. Lo ideal es limitar las horas de la comida, en un tiempo de 12 horas, a partir de la mañana y hasta la noche.

    Sé consciente de lo que consumes

    Comer es uno de los placeres de la vida y muchos de nosotros realmente nos encantaría comer más de lo que lo hacemos; pero la verdad es que hay que ser conscientes de lo que realmente necesita nuestro cuerpo. Gran parte de nuestro día a día está condicionado por la alimentación. Hay algo que sí debes tener en cuenta y es que el consumo de calorías debe estar acompañado de un régimen de entrenamiento.

    Sentarse a comer

    La vida de todos lleva un ritmo agitado y esto es realmente contraproducente para nuestro organismo y sobre todo nuestra salud. ¿Sabes que es lo recomendable? Que dediques tiempo a tu alimentación, a sentarte, comer, masticar despacio, no prestar atención a más nada, tomar bocados ideales.



    Muchas veces comemos de manera rápida porque tenemos otras cosas que hacer y descuidamos este momento que debe ser atendido. Compartir la mesa con amigos y familiares es otra buena forma de fomentar buenos hábitos alimenticios.

    El combustible corporal

    Las calorías funcionan como un combustible para el cuerpo, por lo tanto, si usted va a utilizar mucha energía almacenada en su cuerpo, es necesario que la reponga antes de gastarlo. Por ello una recomendación que hacen los nutricionistas, es alimentarse bien en horas de la mañana.

    Un tiempo prudencial antes de ir a la calle, aproveche y consuma un alimento alto en carbohidratos, que no requieran mayor esfuerzo para digerir, la fruta es una buena recomendación. Si has consumido muchas calorías en tu actividad, no dudes en reabastecerte de ellas. Toma leche, chocolate y un poco de avellanas o frutos secos.

     

    Calorías enteras vs calorías líquidas

    Los estudios han demostrado que el consumo de calorías en bebidas no son tan beneficiosas como el consumo de calorías enteras; generalmente estas provienen del consumo de azúcar o bebidas con una alta concentración de fructosa, calorías que generalmente son difíciles de digerir.

    Calorías para ejercitarse

    Si planeas un entrenamiento fuerte, que sobrepase la hora y media de ejercicio, lo más recomendable es consumir, una hora o dos horas antes una alta carga calórica, entre 120 y 240 calorías serían suficientes para un ejercicio como el que planteas. En todo caso, en este momento puedes consumir muchas calorías, porque las quemarás inmediatamente, es decir no se convertirán en grasa.

    Consumir lo necesario

    Las porciones de comida que consumimos, muchas veces exceden la cantidad que deberíamos realmente consumir. Algunos nutricionistas recomiendan utilizar platos más pequeños para medir mejor las comidas.

    Comer despacio es lo más saludable que podría hacer durante cada comida, esto evitará sentirse con ganas de tomar otra porción. Reducir las porciones de comida disminuye el consumo calórico notablemente.

    Momentos de escape

    Definitivamente debes tener momentos de escape, es necesario, tomar calorías de más a veces. Comer helados, galletas, comida rápida y ese tipo de cosas que seguramente exceden las calorías que regularmente ingieres. Sin embargo puedes planear comerlos cuando vayas a tener una alto consumo de energía, de esta forma contrarrestas los efectos.



    comentarios

    Artículo anteriorARTÍCULO SIGUIENTE