• Salud

    4 formas de quemar grasa del vientre

    Para los ciclistas profesionales o principiantes la grasa del vientre es una verdadera mala noticia.

    En la actualidad son muchos los investigadores que debaten los riesgos reales para la salud de poseer un mayor índice de masa corporal o IMC. Todos están de acuerdo en que esos kilitos de más  alrededor de la cintura son perjudiciales para la salud.

    Las investigaciones aseguran que una cintura de más de 40 pulgadas para los hombres y de 35 pulgadas para las mujeres eleva el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, incluso si no tienes sobrepeso técnico y reflejas una buena salud.




    Vale la pena destacar que la grasa del vientre también está directamente relacionada con:

    • La presión arterial alta
    • El colesterol alto
    • Niveles altos de azúcar en la sangre
    • La diabetes

    Pero no todo son malas noticias, ya que como ciclista, cuentas con la mejor herramienta para deshacerte de esos kilos de más en tu vientre: Tu bicicleta.

    4 maneras de quemar grasa del vientre respaldadas por la ciencia

    Lo ideal es que puedas implementar en tu rutina de entrenamiento ejercicios que desarrollen tu capacidad para quemar grasa, aceleren tu metabolismo, supriman tu apetito.

    1.- Entrenamiento de alta intensidad

    Realiza entrenamientos de alta intensidad una o dos veces por semana, solo procura dejar claros los días en los que entrenarás duro y los días en los que entrenarás en los niveles normales. Estudios aseguran que los entrenamientos de alta intensidad reducen significativamente la grasa abdominal, incluida la grasa visceral o del vientre.

    Hay infinitas formas de hacer entrenamientos de alta intensidad:

    • Primero, calienta durante 10 a 15 minutos
    • Luego, reduce tu esfuerzo para que comiences a trabajar progresivamente más duro durante 30 a 60 segundos
    • Repita 5 veces
    • Déjate enfriar durante dos o tres minutos





    2.- Mantén controlado tu entrenamiento

    Sí bien lo ideal es que implementes entrenamientos de alta intensidad, no debes excederte. Entrenar duro todo el tiempo, estresa muscular y mentalmente tu cuerpo dejándote la mayoría de las veces una inflamación crónica, ocasionándote mucho dolor, lo que puede ser contraproducente contribuyendo al almacenamiento de grasa abdominal.

    Intenta programar tus entrenamientos de intensidad a un par de veces por semana y entrena a un ritmo controlado y cómodo.

    3.- Usa la regla 80/20 o entrenamiento polarizado

    Muchos entrenadores prescriben lo que se conoce como la regla 80/20, también llamada entrenamiento polarizado. Definitivamente vale la pena intentarlo para quemar la grasa del vientre, además de ponerse en forma más rápido.

    El objetivo de esta regla es pasar el 80% del tiempo de recorrido en tu bici en baja intensidad y el otro 20% en intensidad moderada a dura. De esta manera, cuando llegue el momento de esforzarse, tendrá las reservas de energía necesarias para poder hacerlo maximizando los esfuerzos del intervalo.

    4.- Haz al menos un recorrido en ayunas

    Para acelerar la quema de grasa, lo ideal es que hagas dos o tres recorridos cada semana en ayunas. Simplemente haz tu recorrido normal, pero recuerda comenzar con el estómago vacío, solo se vale tomar café negro o té.

    Si tu recorrido es de más de dos horas, lo ideal es que lleves tu comida. Recuerda que este recorrido en ayunas es una forma de ayudar a tu cuerpo a quemar más grasa. Ciclistas profesionales aseguran que es mucho más fácil hacerlo antes del desayuno, después de haber ayunado durante toda la noche, lo cual garantiza que tus reservas de glucógeno son bajas, por lo que tu cuerpo necesita aprovechar la grasa que tienes de más para obtener combustible.




    comentarios

    Artículo anterior