• Salud

    3 maneras de recuperar tus ganas de entrenar

    Todos los deportistas han atravesado por esos días en que simplemente no tienen ganas de entrenar y se  dejan seducir por la comodidad del sillón de la sala. Generalmente dejar de entrenar un día no representa algún problema, pero cuando esos momentos de descanso se extienden a más de una semana lo más seguro es que se vea afectado tu rendimiento y evolución en todos los aspectos físicos y deportivos en los que habías estado trabajando.





    Si estás perdiendo tus ganas de entrenar, toma nota de estas 3 maneras de recuperarlas y no perder todos esos avances en los que has venido trabajando.

    3 maneras de recuperar tus ganas de entrenar

    Recuerda tu razón interior

    Una de las cosas que debes tener claras son las razones por las que te has mantenido entrenando todo este tiempo, es precisamente cuando olvidas estas razones que empiezas a perder interés en los entrenamientos.

    Procura mantener siempre presente tu razón o tus razones para entrenar. Si no tienes claras tus razones o las olvidas es cuando vienen esos episodios donde comienzas con un entrenamiento y cuando te das cuenta ya tienes un mes sin entrenar. Lo ideal es que tus objetivos y razones sean alcanzables y tangibles.

    Invita a un amigo

    Tener un amigo para entrenar es una de las mejores formas de mantenerte motivado en tus entrenamientos. Con tu amigo puedes compartir experiencia y tener una buena conversación mientras te ejercitas. Invitar a un amigo a que entrene contigo es contar con alguien que te inspirará nuevamente en caso de que pierdas el interés en algún momento. Con tus amigos de entrenamiento podrás no solo entrenar sino además consultar rutinas de ejercicios o compartir momentos agradables en sus redes sociales.

    Estudios sobre el comportamiento humano han demostrado que cuando los deportistas anotaron sus objetivos, crearon rutinas personales de entrenamiento y luego las intercambiaron tenían más probabilidades de alcanzar sus objetivos al final de cuatro semanas en comparación con aquellos deportistas que no compartieron actividades con amigos o conocidos.




    Lo ideal es que consigas uno o varios amigos que tengan los mismos intereses en entrenarse físicamente con los que puedas intercambiar impresiones semanalmente, te aseguramos que no perderás nunca tus ganas de entrenar.

    Trázate varios objetivos

    ¿Pensaste que con trazarte solo un objetivo tendrías suficiente para que la rutina y el cansancio diario terminaran por desanimarte a seguir entrenando? Pues cuando se tiene solo un objetivo terminas vencido por la dinámica rutinaria, es por esa razón que lo ideal es que tengas varios objetivos que te mantengan motivado a seguir entrenando. No te estamos sugiriendo que cambies las metas cada vez que sientas que tu motivación está disminuyendo, solo te sugerimos que sigas agregando objetivos alcanzables que te mantengan motivado a seguir entrenando para alcanzarlos.

    La clave para no perder las ganas de entrenar es tener un poco de conciencia sobre sí mismo, si cambias los objetivos o no alcanzas un objetivo lo suficientemente rápido, de seguro te sentirás desmotivado. La autodisciplina y el compromiso serán tus mejores aliados a la hora de culminar tus metas.



    comentarios

    Artículo anteriorARTÍCULO SIGUIENTE